La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

martes, 28 de abril de 2009

La ONCE y su Fundación piden en Bruselas que la crisis no frene la Responsabilidad Social de las empresas

Durante la presentación de la Guía de Responsabilidad Social y Discapacidad la ONCE y su Fundación pidieron en Bruselas que la crisis no frene la Responsabilidad Social de las empresas
La ONCE y su Fundación señalaron que la crisis económica no debe frenar la Responsabilidad Social de las empresas. Así lo afirmaron el vicepresidente 1º ejecutivo de la Fundación ONCE, Alberto Durán, quien ha añadido que en estos momentos “la Responsabilidad Social no debería estar en crisis para quien la entendiera como una inversión en búsqueda de confianza en la sociedad y en el consumidor”.
Durán ha hecho estas declaraciones en Bruselas durante la presentación de la “Guía de Responsabilidad Social Empresarial y Discapacidad (RSE-D)”, una publicación pionera, cofinanciada por el Fondo Social Europeo, que pretende ser una herramienta que permita a las empresas valorar la calidad de sus actuaciones en esta materia y plantea pautas concretas para aquellas que comiencen a abordar este reto.
En este sentido Durán ha señalado que la idea de la guía “es transformar nuestra experiencia en una herramienta útil para las empresas”. “Queremos hacer un llamamiento a las empresas e instituciones europeas para decir que esto de la RSE es posible”, así como buscar su complicidad en el futuro porque “es un camino bastante predecible de lo que cada empresa puede ir haciendo a su medida”.
Por su parte el presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carballeda ha explicado que está guía quiere poner a disposición de las empresas las “enormes posibilidades y beneficios que dentro del marco de la Responsabilidad Social se les abre en el mundo de las personas con discapacidad”.
Con la publicación se quiere convertir a la ONCE y su Fundación “en el modelo de referencia en Europa sobre la discapacidad”, ha agregado Carballeda. “Ninguna política de Responsabilidad Social debe obviar la perspectiva de la discapacidad, no sólo por razones de justicia social sino por razones puramente empresariales”, ha comentado.
Para alcanzar la excelencia en materia de RSE y Discapacidad, la Guía propone abordar actuaciones en diversas áreas de la empresa afectadas por aspectos de importancia en esta materia como la integración laboral, la accesibilidad, las relaciones con proveedores y subcontratistas, la acción social o la comunicación.
Además, la Guía incluye un cuestionario de autodiagnóstico, así como una serie de pautas para el reporte e indicadores de seguimiento útiles para el desarrollo de la dimensión de la discapacidad en el marco de la RSE.
Al acto de presentación han asistido el presidente de la Cámara de Comercio de España en Bélgica y Luxemburgo, Luis Martínez; y el presidente del Foro Europeo de la Discapacidad (EDF), Yannis Vardakastanis; el embajador de España en Bélgica, Carlos Gómez-Mújica, así como distintos eurodiputados y representantes de empresas como Telefónica, Santander, Whirpool Europe, Toyota, IBM, IBERDROLA, Unicaja, BBVA.
Además ha intervenido el presidente de Microsoft Europa, Jan Muehlfeit, quien ha expuesto la filosofía de partenariado que inspira las actuaciones en materia de RSE, como el convenio firmado con la ONCE y su Fundación, para la mejora en la accesibilidad de las nuevas tecnologías.

lunes, 6 de abril de 2009

Gaia promueve la adopción de modelos RSC en las pymes

Con el objetivo de mejorar la competitividad de las empresas a través de una triple gestión basada en el beneficio económico, social y medioambiental, GAIA-Cluster TEIC lidera la Secretaria del Foro RSC Gipuzkoa, que se encarga de desarrollar actividades de investigación, sensibilización, formación, consultoría… que impliquen a las organizaciones en proyectos de Responsabilidad Social Corporativa.
Entre estas iniciativas destaca la elaboración de comics formativos que ayuden a las empresas en la implantación de valores de la RSC basados en el modelo de excelencia de la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad (EFQM). Este formato pretende convertirse en una herramienta amena y eficaz para evaluar la afinidad de las empresas con los valores responsables y, en su caso, para ayudarles a desarrollar planes de mejora.
Por su parte, la labor de consultoría se basa en la implantación de la metodología Xertatu en 13 organizaciones de Bizcaia (País Vasco) pertenecientes al cluster, con el fin de ofrecer un conjunto de herramientas adaptadas a las posibilidades, particularidades y recursos de las pymes para que avancen en Responsabilidad Social. En el terreno de la formación, y la investigación, GAIA desarrolla estudios, cursos y jornadas de formación tanto para las empresas de su entorno como para los centros educativos y universidades en relación a estrategias, innovación e internacionalización como motor de la RSC.
Asimismo, GAIA-Cluster TEIC es impulsor, dinamizador y coordinador en el desarrollo de un telecentro en Bangalore-India para la capacitación de las mujeres en las nuevas tecnologías. Este centro está situado en Ramanagaran, población semi-rural ubicada en el sur de Bangalore, capital del Estado de Karnataka mundialmente conocida como el “Sillicon Valley” de la India.

Los principales objetivos de la iniciativa son capacitar con herramientas de las TICS y posibilitar la salida de la pobreza de esta población, así como educar a la mujer en un sector que se está convirtiendo en el motor principal de la economía de la India. Desde su puesta en marcha en 2001 se han formado más de 300 alumnas, el 90% de las cuales han encontrado empleo. El proyecto ha sido cofinanciado por el Fondo de Cooperación y Ayuda al Desarrollo del Gobierno Vasco (FOCAD) y GAIA.

En opinión de Cristina Murillo, Secretaria del Foro RSC Gipuzkoa, “la adopción de modelos de gestión enfocados al desarrollo sostenible reporta ventajas en la gestión estratégica, innovación, y mejora la imagen y reputación de la empresa”. Todo esto implica, según Murillo, “el incremento de la competitividad de la empresa, aprovechando las oportunidades y gestionando los riesgos que se detectan a través de la gestión de una cultura de responsabilidad social”. Asimismo, añade, “supone una mejora de los canales de información y comunicación interna y externa de la compañía. Genera un clima de confianza con los diferentes grupos de interés de la empresa, como los empleados, accionistas y clientes, que se traducirá en un mayor compromiso de las personas de la organización y mejores resultados en términos de innovación con los socios comerciales, proveedores, consumidores y la comunidad en general”.

De esta forma, GAIA-Cluster TEIC pretende sensibilizar a sus empresas asociadas en la implantación de la RSC, “no solamente como una nueva forma de pensar en la que la empresa integrará transversalmente los aspectos económicos, éticos, laborales, sociales y medioambientales en sus relaciones con sus grupos de interés, sino que también se orienta como una nueva forma de hacer aplicándose, por tanto, a la gestión estratégica, que se traduciría en políticas y acciones, planificadas e implementadas”. Esta filosofía se refuerza cada vez más en el terreno de las pymes, según añade la secretaria del Foro RSC Gipuzkoa, ya que se impone como motor para introducir en las pequeñas y medianas empresas valores como “la transparencia, la seguridad y salud laboral, los modelos de gestión enfocados al desarrollo del conocimiento y la participación, el respeto por el Medioambiente, la colaboración con agentes sociales, la inversión Socialmente Responsable, la conducta ética y el respeto a los Derechos Humanos”
GAIA-Cluster TEIC (Cluster de las Tecnologías Electrónicas, Informáticas y de la Comunicación del País Vasco), creada en 1983, cuenta actualmente con 238 empresas a las que apoya en ámbitos como el I+D+i, formación y recursos humanos, internacionalización, gestión avanzada, certificaciones, establecimiento de alianzas estratégicas, entre otros servicios.

Plan RSC de REE hasta 2013

Red Eléctrica ha aprobado su plan de Responsabilidad Corporativa para el periodo 2009-2013, 'PlanCorp 5x7', que ha sido diseñado con la colaboración de numerosas áreas de la compañía y define la estrategia que seguirá la eléctrica durante los próximos cinco años en materia de RSC.
El plan está dividido en cinco áreas:
1. estructural y de gobierno corporativo (objetivo: creación de canales capaces de integrar la RC en los principios de actuación de REE para alcanzar la mejor reputación y excelencia en su gestión)
2. técnico-económico (gestión eficiente, que sea "moderna y de valor creciente de la compañía ante los grupos de interés, con una relación muy estrecha con la excelencia en la gestión")
3. social interno (mejorar la actitud y posicionamiento de la plantilla, fomentar la integración, mejorar la reputación interna y lograr una cultura organizativa basada en la excelencia, los valores corporativos, el apoyo al desarrollo sostenible y la orientación hacia los grupos de interés).
4. social externo (desarrollar acciones enfocadas a colaborar con el entorno social local, al desarrollo de las sociedades y al apoyo a colectivos desfavorecidos o de los países en los que la empresa posee intereses comerciales).
5. y ambiental (minimizar la huella ecológica de la compañía, mejorando las condiciones y calidad del entorno, especialmente en los lugares donde Red Eléctrica posee instalaciones o tiene previsto construir nuevas).
Para cada tema, y a lo largo de los cinco años de aplicación del plan, se han definido siete ejes de acción que se desarrollarán mediante proyectos anuales específicos.
Los proyectos que Red Eléctrica emprenderá durante estos cinco años pretenden dar respuesta a los grupos de interés de la compañía, a los proyectos transnacionales y a las organizaciones nacionales e internacionales que apoyan el desarrollo sostenible.
Fuente: EP

Rafael del Pino construye un polideportivo paralímpico en Toledo

A partir de 2010 la Fundación Rafael del Pino va a construir un polideportivo en los terrenos del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.
Los dos objetivos claves son contribuir a mejorar la rehabilitación de los afectados por lesiones medulares y aportar una infraestructura deportiva de primer orden que incluirá el primer Centro Especial de Alto Rendimiento Deportivo de Europa para deportistas paralímpicos y otras personas con discapacidad.
Cuando el complejo esté terminado, la Fundación donará las instalaciones al patrimonio de Castilla-La Mancha para que sean gestionadas por la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos para la investigación y la integración a través del servicio de salud de la comunidad.
La presidenta de la fundación, María del Pino, ha destacado que la construcción del complejo es 'la expresión genuina de la cooperación entre el sector público y el sector privado', una opinión que comparte Fernando Lamata, consejero de Salud y Bienestar Social de la Junta manchega. Lamata ha señalado además que la puesta en funcionamiento del complejo 'potenciará el acceso al deporte como instrumento terapéutico y de integración social de los pacientes de este centro hospitalario'.
En total son 12.417 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas más sótano. El proyecto está firmado por el prestigioso arquitecto Salvador Pérez Arroyo y cuenta con un presupuesto de 12 millones (9,5 millones aportados por la Fundación Rafael del Pino y 2,5 millones por el Gobierno de Castilla-La Mancha). El centro contará con dos piscinas cubiertas (una grande de 25x12,5 metros y otra de iniciación de 12,5x6 metros) y una pista de atletismo de 1.200 metros como principales infraestructuras.
Fuente: 5 Días